Ayahuasca

la planta "sabia" y ancestral de la Amazonia

Reservas

 

Ayahuasca, la planta "sabia" de la Amazonia

Usada desde hace 5.000 años

Brebaje utilizado desde hace más de 5.000 años para el crecimiento individual y colectivo, así como para la amplificación y comprensión de la conciencia y sanación.

Mucho se dice y poco se sabe sobre esta planta milenaria;

La ayahuasca es un brebaje preparado con Banisteriopsis caapi y chacruna, dos plantas procedentes de la selva amazónica. En la combinación de estas dos plantas se produce el DMT* (que también es un psicodélico humano endógeno) en cantidades muy pequeñas, pero combinado con las propiedades de la Banisteriopsis, convierten a esta bebida ancestral en un potente psicodélico.

Psicodélico significa literalmente "que manifiesta el alma", o según la RAE “causante de la manifestación o estimulación de potencias o elementos psíquicos que en condiciones normales están ocultos”. Es decir, se les llama a las sustancias psicotrópicas que tienen el potencial de alterar la cognición y la percepción de la mente para percibir lo que normalmente no podemos percibir y está ahí, seamos conscientes de ello o no, comprendiendo que eso oculto también forma parte y condiciona nuestra experiencia vital.

¿Para qué sirve?

La terapia con Ayahuasca es de corta duración pero de gran profundidad, una exploración de la realidad psíquica y de la dimensión espiritual que nos permite conocer nuestro mundo interior, nuestro ser y conectar con nuestro potencial interno de sanación, desarrollo y evolución.

Las propiedades curativas y visionarias de esta infusión le han conferido el título de planta “maestra” porque enseña, muestra, aclara; y “de poder”, porque también limpia, cura y libera.

Desde siempre los indígenas la han utilizado para mantener un estado pleno de salud y para prevenir enfermedades. También es utilizada para poder tener una expansión de consciencia que aporta un conocimiento muy amplio y preciso a la vez, para saber cosas acerca de la vida, la naturaleza, la existencia, e incluso para las decisiones cotidianas.

Al realizar una limpieza a nivel físico y emocional, (en algunos casos purga el cuerpo liberandolo de toxinas), despejando la mente y dando claridad para comprender muchos asuntos que en lo cotidiano no entendemos. Además, tiene efecto antidepresivo y anti adictivo. Es una bomba de salud a todo nivel y conecta con lo espiritual despojado de religiones o creencias.

Son frecuentes los recuerdos con imágenes del pasado, a veces conscientes a veces inconscientes. Muchos consideran la ayahuasca como una especie de espejo del propio interior, donde se pueden ver los asuntos no resueltos como conflictos internos, miedos y emociones difíciles, pero también las partes bellas y buenas de la vida de las personas, como potenciar capacidades propias.

La ayahuasca actúa como adaptógeno, ayudando a las personas a encontrar un mejor encaje consigo misma y con su entorno.

La Medicina nos permite acceder a la dimensión inconsciente sin perder la noción de la realidad, del aquí y ahora. Es decir, podemos sumergimos en la profundidad y al mismo tiempo mantenemos un sentido muy claro de la realidad, en una nueva comprensión más amplia, ajena a prejuicios y de un conocimiento interno y emocional:

• Faculta la visión interna (insight) para "darse cuenta".

• Da claridad para discernir.

• Acceso a nuevas y amplias comprensiones, ajena a prejuicios.

• Experiencias místicas y transpersonales.

• Sensaciones de trascendencia de espacio y tiempo.

• Revela el estado presente, con lo que se vive en el aquí y ahora.

• La experiencia ofrece la oportunidad para confrontar nuestra percepción y la existencia, en el que, en muchos casos nos lleva a transitar a través de una vía purgativa (ver la propia sombra) para integrarse en una vía iluminativa (no-dualidad).

• Motiva a tomar la fuerza para apreciar y tomar conciencia de que la vida es, esencialmente, eterna y unida.

• Confronta el propio significado de identidad

• A través de su experiencia profunda y sanadora, da la oportunidad de sentir el cuerpo en un estado naciente, así como resignificar el sentido de ser, relaciones y afectos

Dependiendo de la situación de cada persona, su historia previa y el contexto social los efectos pueden variar, pero existen buenos resultados terapéuticos para gente con un rango de problemas que abarca desde: depresión, ansiedad, duelo, aceptación de la muerte, uso compulsivo de drogas, culpa, dolor emocional, traumas de la infancia, etc.

También en temas más cotidianos o del día a día, como: toma de decisiones, la dirección vital, problemas en el ámbito profesional o vocacional, falta de creatividad, problemas de relaciones, etc.

Planta Espiritual y Medicinal

La Medicina nos permite acceder a la dimensión inconsciente sin perder la noción de la realidad, del aquí y ahora.

El espectro es amplio, sin embargo, lo que parece establecido es que, aunque la ayahuasca puede ayudar, en general no basta sólo con tomar ayahuasca. Para que se produzca un beneficio que sea sostenido en el tiempo es necesario un trabajo terapéutico más amplio, antes y después de la toma de ayahuasca, para profundizar y comprender.

Pueden tomarlo personas con enfermedades físicas o psicológicas, ya que apoya la salud del cuerpo independientemente de la enfermedad que se tenga. Pero la mayoría de personas que la toman en todo el mundo no es por enfermedad física o mental, sino para encontrar sentido a la vida, orientación para su camino, respuestas existenciales y creatividad para su trabajo cotidiano.

La ayahuasca se usa para múltiples aplicaciones, es un remedio comodín ya que en muchos casos resuelve lo que otras medicinas o técnicas no pueden solucionar, y en otros casos sube las defensas y fortalece al organismo para que resista los efectos secundarios de las medicinas alopáticas. Trabaja a nivel corporal, emocional, psicológico y espiritual. Además, integra y potencia otras terapias, técnicas o abordajes que se estén practicando. No es incompatible con ninguna otra técnica que la persona esté utilizando o practicando.

Esta decocción liquida, parecida a una infusión amarga y espesa, según la fórmula original y milenaria no tiene ninguna química añadida. Llega desde la selva amazónica donde se cultiva y se cocina. Está catalogada como enteógeno, no droga ni sustancia alucinógena. Los enteógenos son sustancias que aportan visiones internas con significados profundos acerca de la vida, la existencia y el origen de las cosas. No producen efectos secundarios nocivos como las drogas ni crean necesidad de volver a consumirla. No tiene peligro para la salud, sino para la enfermedad, ya que posee un gran poder sanador.

El espíritu de la planta es un guía, pero un guía interior e intrínseco al individuo, una clase de experiencia de uno mismo consigo mismo, donde el propio participante es agente de su curación..

Información científica

La Ayahuasca se confunde comúnmente con una sola planta, pero en realidad es la combinación de dos plantas: las hojas de la Chacruna, también conocida como Psychotria viridis, y las vides de Banisteriopsis caapi.

La Chacruna contiene una sustancia llamada Dimethyltryptamine (DMT), un producto químico que es muy similar en estructura a la serotonina, así como el compuesto encontrado en los hongos psicodélicos (psilocina).

"Los seres humanos tienen pequeñas cantidades de DMT en sus cuerpos naturalmente, y también existe en la mayoría de las verduras de hoja verde. "

Tomado así, no sirve como un psicodélico ya que las enzimas Monoaminooxidasa (MAO) en nuestro intestino rompen el DMT antes de que tenga la oportunidad de entrar en nuestro torrente sanguíneo.".

La planta de ayahuasca tiene alcaloides beta-carbolina incluyendo harmina, harmalina y tetrahidroharmina que trabajan bloqueando las enzimas MAO, lo que a su vez permite que el DMT permanezca activo. Cuando esto ocurre, el producto químico atraviesa la barrera hematoencefálica una vez ingerida, y entonces es sólo cuestión de tiempo antes de que el DMT llegue a los receptores del cerebro, provocando el desplazamiento de las neuronas. La bebida normalmente comienza a surtir efecto una media hora después de su consumo, y dura alrededor de seis horas.

Que hace la ayahuasca?

Cuando comienzan los efectos de la ayahuasca, muchas áreas del cerebro se activan, como la amígdala, donde se almacenan los primeros recuerdos emocionales, incluyendo los traumáticos. El neocórtex, responsable de nuestra visión y capacidad de razonar y ejecutar decisiones y la corteza insular, conocida por su papel en la conciencia. Con todo esto, y la combinación de ser hiperconsciente, la mente se vuelve más atenta y empática.

Un buen entorno guiado por profesionales;

Cuando la experiencia ha terminado, las personas aseguran haber hecho un trabajo profundo resolviendo traumas, problemas y sentimientos pasados, y encontrando una nueva paz interior.

De una manera general, la Ayahuasca amplifica la actividad cerebral y las percepciones sensoriales. El sujeto siente una aceleración de sus pensamientos y percibe con agudeza el menor ruido o luz. A la vez, el sujeto percibe un ensanchamiento de su conciencia, un aumento de las facultades discriminativas de su yo habitual, una ampliación o trascendencia de su ego.

La experiencia de la Ayahuasca puede resultar en uno de sus factores como el encuentro sorpresivo y extático con el “yo”, la identificación de un verdadero “yo” no reconocido y aparentemente redescubierto.

 

¿Deseas tener una experiencia, en un entorno controlado por expertos?

 

Contactanos