Yopo

EL RAPÉ DE LOS DIOSES

Reservas

 

 

El Yopo es una herramienta natural enteógena cuyo origen y primeros usos se encuentran en la Amazonía Venezolana y Brasileña, que permite vivir una experiencia de comprensión con la dualidad y el teatro de lo separativo de nuestros personajes desde el Amor de la unidad y una conexión extremadamente placentera con el todo.

Sustancia terapéutico-espiritual.

Yopo - El regalo de la naturaleza

Su origen y primeros usos se encuentran en la Amazonía Venezolana en los pueblos Piaroa, Jivi y Yanomami. Lo traemos de allí mismo, preparada por los chamanes de las tribus que habitan en las cercanías de Puerto Ayacucho y Tierra Blanca. Se prepara con la semilla de la planta, Ananthethera Peregrina que mediante un proceso de mezcla con otras cenizas y plantas queda configurado en unas pequeñas placas o tortas de color negro que serán molidas.

Conexión con los espíritus, el Yopo;

El hombre y la tierra.

La manera de tomar esta medicina natural es soplándole por cada fosa nasal con un tubo de bambú llamado Tepi, Kuripé o proyector, (esta forma es la recomendada). Cuando la proyectamos, da más fuerza de penetración y profundidad de llegada. (Práctica que también realizan algunos maestros del Yopo).

Se hace con una intención de sanación, con amor logrando transmitir o sentir paz y tranquilidad. La medicina no es únicamente el Yopo, sino la intención de la persona que hace la proyección. Es un canal de la energía del espíritu, entonces debe de estar neutra para dar esa medicina y tener una intención sanadora para la otra persona. Para recibir la medicina debemos estar receptivos y en quietud, conteniendo la respiración, cerrando la glotis se evita que el Yopo baje a la garganta. Durante la aplicación, a través de la nariz, se establece un vínculo entre el que proyecta (el facilitador) y el que recibe (el paciente). Este vínculo resulta esencial para la sanación. También puede ser Inhalado con una yopera que es un instrumento en forma de tubo que se bifurca en dos pequeños tubos que encajan con cada orificio de la nariz. La persona esnifa el polvo que ha quedado molido en el plato media hora después de haber tomado el caapi o la Ayahuasca.

El caapi es la liana de la Ayahuasca molida y cumple una función relajante de apertura, pero sobre todo desinhibe la enzima IMAO del hígado para que así no se disuelvan los principios activos del Yopo y la medicina haga su efecto. Como inhibidores, también pueden utilizarse la Ayahuasca liquida, la ruda siria o la pasiflora. Cuanta más cantidad de caapi se consume más dura la experiencia y mayor es su intensidad. Es por ello por lo que los Piaroas llaman al caapi " la gasolina".



La postura ideal para navegar en la experiencia es sentada sobre un pequeño banquillo. Los codos han de ponerse sobre las rodillas y los brazos cruzados y la frente ha de quedar posada sobre ellos. Lo ideal es moverse lo menos posible. Esta postura es conocida como "Quami quiachi" que se traduce como "fortaleza de corazón" y que va más allá de ser una simple postura para convertirse también en una actitud serena y feliz ante la vida orientada hacia la paz interior y la consciencia del inmenso poder del amor que radica en nuestro Corazón Radiante.

Yopo, el árbol de la sabiduria

Limpieza orgánica y conexión espiritual;

La experiencia comienza a los 5 minutos de haber inhalado el Yopo, el cuerpo empieza a calentarse y se empieza a sentir un hormigueo por todo el cuerpo, es en este momento donde pueden comenzar los vómitos que tienen el propósito de desintoxicar el organismo y de abrir y desbloquear todos los canales energéticos. Es entonces cuando comienzan las visiones que tienen el propósito de desajustarse y confundirte para ir abriendo nuevos espacios perceptivos.

Es importante no tratar de analizarlas ni prestarles demasiada atención, tan solo es importante entregarse a la experiencia y sentir, atravesando así la parte visionaria que es superficial de la experiencia, para adentrarse en un periodo de turbulencias donde pareciera que están batiendo tu mente agitándose para desordenar la percepción egoica de separatividad y así abrir una autopista directa a una comprensión profunda respecto a ti y tu vida, de unidad etc. Te sumerges así en un inconmensurable sentimiento de gratitud y comprensión desde el que descubrirse a uno mismo, a los otros y a la vida desde el amor. Solo desde allí podemos conocernos realmente pues el amor es lo que somos. El análisis y la evaluación sólo nos llevan a una imagen distorsionada y fragmentada de nosotros mismos. Es por ello por lo que este tipo de medicinas como el YOPO marean primero al "analizador" que hay en nosotros para así adentrarnos de lleno en una experiencia de síntesis total con todo. Una experiencia oceánica donde se siente un aire fresco dentro de nosotros que nos expande y extiende volviéndonos uno con la Naturaleza con el todo.

La experiencia se vive con los ojos cerrados al principio y en la posición indicada. Esta parte compleja son unos 15 min, aproximadamente, una vez se ha alcanzada la profundización, se continúa de 2 a 3 horas. Por lo tanto, la parte más fuerte e intensa de la experiencia es al principio llevándonos después a una experiencia extensa y profunda de simplemente disfrutar y Ser.

Cuanto más yopo uses, más intensa será la experiencia. Los efectos durarán lo mismo, pero te sumergirás más profundamente en el viaje psicodélico. El yopo es efectivo con una dosis mínima de 1-2 semillas, ofreciendo una experiencia suave. Con 2-3 semillas, produce una intensidad moderada, y con 4 o más semillas, la experiencia será más intensa.

El yopo es el puente perfecto entre el Bufo Alvarius (5meodmt) y la Ayahuasca (dmt) porque contienen las moléculas de las dos. En el yopo se encuentra en una concentración menor de cada molécula. El yopo también posee Bufotenina (N-dimetil-5-hidroxitriptamina). No existe ningún caso de muerte o de debut de una psicosis crónica por consumo de yopo. Son multitud de testimonios de personas que después de la experiencia han sentido una transformación y el inicio de un proceso de liberación total de las creencias autolimitantes que nos aprisionan y que ha conducido a muchos a salir de estados alterados como la depresión o la adicción.

Durante la experiencia estarás acompañado de facilitadores con años de experiencia en el manejo de medicinas enteógenas, que te apoyarán en todo momento. A la mañana siguiente (aunque el Yopo puede tomarse de día o de noche) además realizaremos una sesión de integración psicoterapéutica para relacionar lo que cada uno haya experimentado con su vida cotidiana y poder ver con claridad y lograr desactivar patrones, condicionamiento, bloqueos, etc. Que interfieren con la conexión del SER, llegando a comprensiones profundas, con total espontaneidad y libertad interior. La experiencia con el Yopo también nos sumerge en un inconmensurable sentimiento de gratitud y comprensión. Nos apoya en el proceso de descubrimiento de uno mismo, a los otros y a la vida desde los ojos del amor. Solo desde el Amor puro, no erótico, podemos conocernos realmente, el amor incondicional es lo que somos, de dónde venimos y a dónde vamos.

 

¿Deseas tener una experiencia con Yopo, en un entorno controlado por expertos?

 

Contactanos